Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

martes, 25 de noviembre de 2014

De bancos y bancarios, surrealismo bancario 2 " ! Devuélvanme mis tres euros!

Vuelvo a retomar el tema de los bancos y bancarios, en especial el de esos empleados que consideran que  la oficina es como un confesionario, y que muchas veces se mimetizan con el banco y sino que se lo digan a "los preferentistas" que aparte de haber sido engañados por el banco primeramente lo fueron consciente o inconscientemente por el bancario, en el que habían depositado toda su confianza y que muchas veces le consideraban con uno más de la familia.
Hoy voy a contar la historia más surrealista que me ha sucedido en mi relación banco-bancario y este servidor.
Hace ya unos cuantos años recibí una transferencia de 500 euros en mi cuenta, un ingreso que por supuesto no era para mí. Así que al día siguiente me dirigí al banco como buen ciudadano y también para que no me acusen de apropiación indebida, según nuestro Art 254 del Código Penal español.
El bancario me dio las gracias por el detalle, pero al día siguiente descubro que en mi cuenta faltaban 503 euros, en vez de los 500 que no eran míos. Cuando fui a reclamar, muy educadamente me comentó que me habían descontando los gastos ocasionados por los tramites, creo que el concepto era por gastos de tramitación y anulación, ante mi asombro le comenté al bancario que a pesar que todo había sucedido en mi cuenta yo no era culpable de sus errores y yo no podía ser sancionado por ello. Me tiré días hablando con unos y otros. Unos, los de la oficina, decían que eso era del oficina central que estaba radicado en otra ciudad, otros, los de la central me decían que todas las gestiones realizadas habían sido a través de mi cuenta y esto tenia unos gastos. Al final dimití era o meterme en un juicio por tres euros, es una pena que en este país no puedas demandar a un banco como se hace en USA. Al final ganaron ellos y les mandé a freír espárragos que es lo que hice. Por mi salud mental, y porque era poco dinero lo deje correr.
Pese a todo !Quiero mis tres euros!
Y ahora os dejo con los geniales "Martes y Trece" en un Sketch bancario. Mejor pasar unas risas que tener un disgusto por estos miserables. En una situación algo surrealista, pero que no lo es tanto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...