Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

jueves, 23 de octubre de 2014

A vueltas con los finales de alfil contra caballo 2 repetición


“El alfil es más fuerte, pero el caballo es más astuto” Dicho ruso

Han pasado casi seis meses desde que inicie esta serie. Una secuencia que tuve que dejar a medias, pero que como este tipo de finales tienen "su intríngulis", quiero continuarla. Todavía me faltan cuatro o cinco entradas, que espero lleguen hasta la navidad. Para su realización he utilizado como referencia bibliográfica los siguientes libros, aunque no sólo en estos, y que por supuesto recomiendo:
a) "Los 100 finales que hay que saber" de J.De La Villa: un libro básico de finales, pero que cualquiera que quiera tener un cierto nivel en esto del ajedrez, debe de conocer a pies juntillas.
b) "Técnica para el jugador de torneo" de Dvoretsky : otro libro muy recomendable, que a pesar que es un pequeño compendio de artículos, de Dvoretsky y Yusupov y no un tratado propiamente de finales, tiene mucho que aprovechar; muy práctico y para todos los niveles.
c) "Finales de piezas menores" de Rey Ardid:  una libro que forma parte de una magna obra, y que a pesar que ya ha pasado un tiempo desde su publicación, es muy recomendable.
d) "El verdadero valor de las piezas en ajedrez" de Soltis: un libro que debo de confesar me ha sorprendido gratamente, de fácil comprensión y bien elaborado.
e) "El poder de las piezas menores" de J. Timman: un libro muy interesante del que os hablaré en otra ocasión.
Todos en español, pues creo que es el idioma en que mejor nos entendemos.
Y ahora os dejo con el ejercicio del otro día y la solución es la :
d) El negro hace tablas, pero con mucha dificultad.








 


La solución es de problema, pero lo mejor es que fue jugado en una partida real Parma-Gligoric. Bled 1961 y para ello el jugador de negras debía de conocer claramente el mecanismo defensivo, pues parece  que el negro está perdido. Gligoric según cuentas las crónicas, en absoluta calma, componía este final digno de un estudio. Veamos:

PGN

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...