Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

jueves, 5 de junio de 2014

La tecnología nos ayuda, pero también nos perjudica.

Los ordenadores son como los humanos: hacen de todo menos pensar.” John von Neumann, matemático . Como dice la canción ¡los tiempos avanzan que son una barbaridad! pero se le olvidó contar que también nos atontan otra barbaridad
!Bendita tecnología! que nos ayuda en nuestra vida diaria y que nos facilita y simplifica  nuestro quehacer mundano. Pero todo no podían ser bondades; múltiples males, enfermedades y síndromes asociados al uso frenético de todos estos adelantos, creo nos deben de llevar a reflexionar un poco sobre este asunto. El dedo de Blackberry, el síndrome del túnel carpiano, comportamientos patológicos, enfermedades oculares, adicciones varias, enfermedades psicológicas, sobrepeso, infertilidad, insomnio, daños cervicales, nomofobia, o dependencia del teléfono móvil llevada al extremo, es solo una pequeña retahíla de algunos males que nos acucian y que ya son una realidad. Pero creo que lo peor de todo es que las nuevas tecnologías y el uso intensivo de éstas está provocando que se activen nuevas zonas del cerebro en detrimento de otras como las que residen la memoria o la capacidad organizativa.
Nuestro cerebro es vago por naturaleza y siempre busca excusas para intentar retrasar su actividad (procrastinación). Si a esto añadimos que muchos estudios dicen que a partir de los 45 años empezamos la caída al vacío de nuestra capacidad cognitiva, está claro que la tecnología no ayuda a nuestra estimulación cerebral. Pero lo que peor llevo es que el uso indiscriminado que hacemos de la tecnología en general está afectando gravemente a nuestras conductas cotidianas.
¿Quién no ha visto cruzar a alguien una carretera, jugándose la vida, mientras no perdía la mirada de su teléfono? ¿Quién no ha padecido el silbidito del Watsapp, mientras hablabas con alguien, y él con la mirada en el teléfono mientras tu hablas con la pared? ¿Cuánta gente se está apareando a través de la red, sin apenas conocerse? ¿Quién no conoce a personas que se pasan el día entero frente a una pantalla de ordenador?
No salgo de mi asombro cuando leo que el peor castigo que se puede hacer a un adolescente es quitarle su smartphone, y así podría seguir citando ciento de conductas que no llego a comprender.
Pero este artículo viene a cuestión porque cada vez veo mas coches haciendo eses por la carretera, antes lo atribuías a que el conductor se había tomado dos copas, pero hoy en día es casi seguro que esta mirando su smartphones leyendo un libro, o contestando a un Whatsapp.
¿Quién no ha visto el vídeo del chico de Barcelona conduciendo en el lugar del copiloto, y que luego publicó? ¿O del tipo de  que iba leyendo el libro "Los Miserables  mientras conducía? Son conductas que deben ser castigadas, porque cualquier día, por culpa de uno de estos, no llegamos a casa. Quiero acabar esta parrafada con dos grandes dichos:
“Funciona mejor si lo enchufas a la corriente…” Ley de Sattinger 
 “El teléfono es el único aparato que los hombres presumirán por tenerlo más pequeño.” Neil Kinnock 
Y ahora os dejo con este vídeo de un tal David Cantone, que tiene un blog a descubrir, y que nos recuerda que la memoria es muy importante para nuestra vida diaria. https://www.facebook.com/ilcantone

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...