Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

martes, 29 de abril de 2014

Cultura ajedrecística 1




Como prometí a finales de año este 2013, quiero iniciar una sección que la voy a titular de esta manera. Desde hace tiempo vengo notando que muchos chicos y no tan chicos, juegan al ajedrez mejor o peor, pero de cultura ajedrecista nada de nada. Así que he pensado crear una sección dedicada a lo que hago en llamar Cultura Ajedrecística, que irá desde puntos básicos, pasando por maniobras y todo tipo de conceptos. No se trata de aprender fechas al estilo de los reyes godos, ni listas de campeones del mundo, sino de entender posiciones, palabras, conceptos, etc, que se utilizan y mucho. La idea la concebí después de leer, hace ya un tiempo, un artículo del  M.I Ocampo, entrenador, bloguero, periodista y persona de una gran cultura ajedrecística. En su post "La falta de academia"  comentaba lo siguiente ": (Voy a resumir dicho artículo, intentando no perder las ideas claves del mismo).
"Los entrenadores soviéticos comentaban la falta de cultura de los ajedrecistas occidentales y como los afectaba para cumplir las expectativas que su talento prometían”. Muchos ajedrecistas occidentales que eran muy jóvenes cuando aún existía la Unión Soviética parecían tener talento para llegar a ser contendientes para el campeonato mundial.  
Uno de ellos era el GM Loek van Welly, que era una gran promesa y que confesaba: "Fischer, es anterior a mi generación, realmente no he estudiado sus partidas"
Siempre me pregunté, de haberla leído, que le hubiera dicho y/o pensado Mikhail Botvinnik respecto del joven maestro. De seguro, nada bonito saldría de boca del patriarca”.
Ahora muchos jugadores occidentales han llegado a pelear por los más altos puestos del ajedrez gracias a que al desaparecer la Unión Soviética hubo una diáspora de jugadores y entrenadores exsoviéticos que han colaborado a que el sistema, la “Academia” del ajedrez soviético tuviera “sucursales” en muchas partes del mundo. Cada vez hay más federaciones que tienen sistemas muy similares a los soviéticos en sus programas de estudio y se observa cada vez más una formación “académica” en los jugadores occidentales y una proliferación de libros con “enfoque soviético” en idioma inglés. Incluso se han rescatado viejos textos soviéticos de hace más de 50 años y han sido traducidos y publicados en inglés, lo que ha contribuido a disminuir ese empirismo entre jugadores y entrenadores y a la creciente profesionalización responsable de docentes del ajedrez, disminuyendo el que los niños occidentales corran el peligro de no cumplir los sueños que su talento y vocación prometieron a sus ansias.
Además añado este otro texto sobre Tomashevsky  del propio Ocampo en su blog “Chess Coach, ajedrez a la orden” y que es la otra cara de la moneda, y nos ayudará aun más a clarificar "el conceto" como decía Manquiña en la película “Airbag”.
"Su excelente preparación técnica de ajedrez, su fuerte vocación, su capacidad para el trabajo, todo en conjunto, es elogiado por los que han sido sus entrenadores y no por algo tiene el sobrenombre del “profesor”. Es buen ejemplo para los aspirantes a ser grandes maestros, pues su desarrollo ha sido bien monitoreado y descrito en varios textos, lo que permite “copiar” la metodología que se ha seguido con este excelente “producto” de la escuela rusa".
Cuando realizaba la serie de libros “Aprendiendo de los entrenadores” pude estudiar las partidas de Tomashevsky desde que se preparaba para ganar el campeonato sub 10 de Rusia ¡y muchos decían que había empezado “tarde” a dedicarse seriamente al ajedrez!. A pesar de que asistía a las clases con la famosa “Shasha Shestoperova, nunca dejó de dedicar tiempo libre a la cultura y al estudio de diversas  y es que “El Profesor” se había empeñado más en cultivarse intelectualmente en otras disciplinas y muchos opinaban que eso lo ponía en desventaja con otros de su generación dedicados solo a aprender ajedrez, aunque analfabetas funcionales en otras áreas.
Hay mucho material divulgado por Razuvaev de cómo preparó a Tomashevsky así de informes de los Shestoperov; por lo que se puede decir que su “modelo” es de los más documentados entre los grandes maestros.
Tomashevsky, afortunadamente, como muchos notables maestros, tiene una cultura muy satisfactoria, lo que le da ventaja en las decisiones que toma y es un buen modelo de lo que es un buen ajedrecista.
Y ahora cambiando de tema os dejo con el "concepto" de la película citada anteriormente.
 

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Chusmarinista dijo...

Perdón borré tu comentario sin querer. Pero tienes razón se llama Manuel Manquiña.
Saludos.
PD.- En verdad se llama Manuel Juan Francisco del Cristo de la Victoria Prieto Comesaña.

Anónimo dijo...

No hay problema. En su caso parece claramente oportuno el optar por un nombre artístico más "manejable".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...