Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

martes, 15 de abril de 2014

La teoría del decrecimiento, una alternativa al renovarse o morir.

En esta semana que, para algunos va a ser de austeridad, para otros de vacaciones total, he pensado realizar un post distinto. En un mundo de crisis total, donde la premisa básica y parece que lo único valido es consumir y consumir, sin importar como lo hacemos o porque lo hacemos. En un mundo de adictos tecnológicos, donde parece que todos tenemos el derecho y la obligación de tener el mejor móvil, el mejor coche, sin importar si nos lo podemos permitir, podemos sostener, o simplemente si lo podemos pagar.
Frente a esta fiebre consumista y del derroche, surgió hace ya tiempo la teoría del decrecimiento, una línea de pensamiento, o movimiento que se podría encuadrar dentro de un cierto tipo de ecosocialismo, y en el que confluyen la crítica ecológica, y la crítica a la sociedad de consumo.
El movimiento por el decrecimiento trata de romper la teoría de que para ser feliz hay que consumir y producir más. Además, los defensores de esta teoría afirman, que el modelo económico actual persigue un crecimiento ilimitado a partir de recursos limitados y que producimos basura a un ritmo imposible de asumir por los ecosistemas. Además si podemos vivir mejor con menos, porque no intentarlo.
Si estáis interesados en profundizar un poco en el tema os dejo estos dos enlaces. 1 y 2.
España es un claro ejemplo que el consumismo insaciable, el despilfarro y la adicción tecnológica y vital, ha resultado ser un fracaso. Tenemos, a día de hoy, una deuda acumulada que va a repercutir en varias generaciones. Para Stefano Puddu (unos de los garantes de esta teoría) la pobreza se ha sustituido por una forma de "riqueza aparente" que hace a las personas más adictas a un tren de vida que no se pueden permitir y que "lleva a la miseria de una forma bastante rápida. "La riqueza es un coche grande, lo último de la electrónica, reemplazar las cosas constantemente, además cree que nuestra definición de libertad se ha vinculado demasiado al derecho de comprar cualquier cosa, y la libertad es otra cosa".
Pero no todo van a ser bondades  pues sus detractores opinan que:
1) Es una teoría borrosa, mal definida, con expectativas contradictorias.
2) Está asociada a la izquierda anticapitalista y libertaria.
3) Es un pensamiento utópico rejuvenecido. Utopismo proudhoniano
4) Camina a la contra del progreso natural.
5) Es una extravagancia económica, demagógica, irreal e imposible de llevar a la práctica.
Yo por mi parte creo que el decrecimiento como idea no es negativo, siempre y cuando se trate de:
a) Redistribuir los recursos.
b) Redistribuir el trabajo.
c) Cambiemos el chip consumista por uno más sencillo de austeridad y solidaridad.
d) Dejemos de asociar Consumo=Felicidad.
e) E igualmente Consumo=Bienestar.
Si esta línea de pensamiento no funciona, habrá que buscar otra que se adapte a estos parámetros básicos. !Eso creo yo¡ Información extraída de los enlaces añadidos.
Y ahora os dejo con el documental "Comprar, tirar, comprar" sobre la obsolescencia programana que ya puse en este blog hace tiempo, y que es de obligado conocimiento.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...