Etiquetas

Seguidores

Exposición de motivos

Este blog no contiene ningún tipo de fichero; todo está alojado en servidores, Blogs y páginas Web ajenos a esta página; sólo actúo como intermediario, ofreciendo sus enlaces a mis usuarios, colaboradores y seguidores.

jueves, 13 de febrero de 2014

Sobre las trampas en ajedrez y el Caso Ivanov

Mucho se ha escrito y se escribirá sobre las trampas en ajedrez, un asunto que no nos gusta a los amantes de este bello juego, pero que es una realidad que cada vez ocupa más titulares.
Con esta serie de artículos, quiero tratar esta lacra desde diferentes puntos de vista, pero sin olvidar algunos criterios legalistas. Para el final voy a dejar el famoso "Caso Ivanov" un asunto sobre el que todos tenemos una opinión formada, pero como de costumbre incompleta y sesgada.
Las trampas son una verdadera pesadilla en todos los deportes, apuestas, juegos de mente-azar, y en general en todos los ámbitos de la vida. Vienen de lejos y no nos abandonarán hasta el final de los tiempos. Gente tramposa ha habido y habrá siempre, y hoy con los engines, solo se trata de idear un método para que no te pillen. ICC, Playchess, o cualquier otra plataforma de jugar en red al ajedrez está llena de tramposos y de verdad que aunque sean partidas amistosas, uno acaba quemado, porque no es que te ganen, sino como lo hacen.
Pero qué este mundo esté lleno de tramposos, no significa que tengamos que emplumarlos o pegarlos un tiro como se hacia en el viejo oeste con los jugadores de póker. Y es aquí donde quiero llegar.
Yo puedo sospechar que X me hace trampas, pero la sospecha no es una verdad irrefutable. 
a) primero debemos probar que se hacen trampas.
b) después debemos de castigar al tramposo.
Recelemos y sancionemos al tramposo, pero no le fusilemos, al menos sin pruebas.
En los debates sobre el caso Ivanov, que he visto, seguido y participado a través de las redes sociales, especialmente Facebook, he sacado varias conclusiones concluyentes y divergentes, por decirlo de alguna  manera:
1) Que está clarísimo que el tipo hace trampas.
2) Que nadie sabe como las hace.
3) Pero sino sabemos como hace las trampas ¿Por qué le castigamos como si fuera un tramposo?

Por cierto lo del zapato me suena más "al superagente 86" que a otra cosa. Por ahora recomiendo leer la serie de artículos que la empresa alemana Chessbase realizó hace un tiempo sobre "Las trampas en ajedrez".
Y finalizo con este pequeño truco/trampa con cartas. "Que todo hay en la viña del señor"

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...